Cómo Hacer un Futbolín Casero

Hoy revisaremos cómo hacer un futbolín casero. Como verás, cualquier momento es apropiado para comenzar a trabajar en el proyecto personal de un futbolín para los niños de la casa. Este proyecto es simple, divertido y fácil de llevar a cabo. Es evidente que, a menos que seas tan habilidoso como MacGyver o el presentador de Bricomanía, los resultados no serán como los futbolines profesionales. Lo que sí es seguro es que con este proyecto de manualidad podrás a poner a prueba tu creatividad.

Hacer Futbolín en Casa
CÓMO HACER UN FUTBOLÍN CASERO

Otra consideración a tener en cuenta es que, en la mayoría de los casos, este trabajo de manualidades irá destinado a convertirse en un futbolín para niños, por lo que tampoco hay que complicarse demasiado la vida. Ni en cuanto al tamaño (apuesta por los futbolines de mesa), ni en cuanto a los materiales (es más fácil hacer uno de cartón que un futbolín de madera). Y por supuesto, simplifica el diseño todo lo que puedas (nada de futbolines plegables… apuesta por modelos normales).

¿Qué hace del futbolín casero un excelente proyecto?

El futbolín es uno de los juegos de mesa más populares de los últimos tiempos. Este ingenioso juego fue creado por Alejandro Finisterre, quien había sido herido en la Guerra Civil española. La idea original de Finisterre fue la de dar la oportunidad de jugar futbol a los niños que habían sido víctimas de la guerra al igual que él. Estos niños que el veía en el hospital a diario no podrían jugar al futbol verdadero, pero podrían divertirse con el futbolín.

El diseño de Finisterre del futbolín está conformado por una zona de juego en la cual se encuentran figuras de futbolistas colocadas en unas varillas que se pueden mover por medio de manillas. Al mover estos jugadores miniatura con ayuda de las varillas se puede ir golpeando las bolas en la zona de juego hasta lograr anotar en la portería contraria.

Siguiendo nuestras instrucciones, podrás preparar todo para el proyecto; no tardarás mucho tiempo haciéndolo y te dará muy buenos resultados. Las ventajas de tener un futbolín en casa son innumerables porque los juegos de mesa como el futbolín nos mantienen entretenidos. Estos juegos son muy prácticos como ayuda a la hora de atender a los más jóvenes del hogar.

De esta manera, puedes desarrollar las habilidades de participación y cooperación en los niños. Un poco de competencia les vendrá muy bien.  No te arrepentirás de tener un futbolín en casa. Estos juegos los puedes conseguir en tiendas online, o en tiendas físicas.

Sin embargo, puedes crear un futbolín en casa y dejar que los niños sean parte del proyecto. Las manualidades en familia no solo crean espacios especiales para compartir, sino que refuerzan los lazos familiares y potencian el tiempo que pasas en casa.

Ideas para hacer un futbolín en casa

Los materiales dependerán del tipo y tamaño de futbolín que vayas a fabricar. Te daremos dos buenas ideas para que decidas cuál es tu mejor opción.

Cómo hacer un futbolín con cajas

Los niños tienen capacidad para usar su imaginación y crear juegos divertidos muy rápidamente. Al hacer tu futbolín con cajas reciclables enseñarás a los niños la importancia de colaborar con el medio ambiente al darle uso a las cajas vacías que podemos tener en casa o conseguir en el supermercado. Además de ser bastante económico, funciona de maravillas. Los niños pasarán horas jugando al futbolín en casa.  

¿Qué materiales necesitarás para tu futbolín casero?

  • Una caja de cartón de tamaño mediano
  • Pinzas de ropa
  • Tijeras
  • Palitos o varillas de madera
  • Pintura de colores en aerosol
  • Pegamento resistente
  • Barras de silicona para calentar
  • Pistola para calentar silicona
  • Herramienta para hacer agujeros
  • Pelota pequeña (ping pong)
  • Malla de empaque de frutas

Cómo ensamblar los equipos de juego

Sigue las instrucciones que te compartimos a continuación para que ensambles tus equipos de futbolín y deja escapar tu creatividad.

  • Primero, debes colocar las pinzas de ropa sobre los palitos o varillas de madera. Estas pinzas de ropa serán los jugadores de cada equipo. El tamaño de tu equipo dependerá del espacio de la caja de cartón que escojas.
  • Asegúrate de dejar el mismo espacio entre las pinzas de cada varilla.
  • Luego, marca el lugar donde debe ir cada pinza una vez que estés satisfecho con la distancia seleccionada.
  • Recuerda que los espacios libres en cualquiera de las varillas no estarán cubiertos por los jugadores colocados en la siguiente varilla. Si dejas un espacio vacío, el equipo contrario lo aprovechará para ganar siempre.
  • Puedes distribuir las pinzas para cada equipo de la siguiente manera: tres pinzas para la varilla de la delantera; dos pinzas para la varilla de la defensa; y, puedes incluir un jugador especial en la varilla más cercana a la portería para que sea el portero. 
  • Ahora, vas a revisar la distancia entre las pinzas y la base de la caja. Toma tus varillas y colócalas sobre la parte de almacenamiento de la caja para medir que haya suficiente espacio para que las pinzas cuelguen.
  • Asegúrate que las pinzas no toquen o rocen el fondo de la caja para que se puedan mover bien.  Si las pinzas no están separadas del fondo, las pinzas no se podrán mover hacia adelante y hacia atrás al rotar las varillas con facilidad.
  • Marca el mejor sitio y altura determinadas tanto para para las varillas como para los ganchos.

Cómo ensamblar el tablero del futbolín casero

  • Con cuidado, comienza a hacer los agujeros donde quedarán fijas las varillas. La distancia desde la base de la caja hasta el punto donde vas a colocar cada varilla debe ser igual para todas en ambos extremos. Colocadas en esta forma, las varillas no se deslizarán hacia un solo lado de la caja. Usa una varilla modelo para chequear los agujeros.
  • Repite este proceso a ambos lados de la caja.
  • Recuerda que los agujeros deben ser proporcionados al grosor de las varillas. Los agujeros no deben quedar muy grandes porque las varillas se moverían de forma desbalanceada.
  • Las varillas se pueden finalmente romper con facilidad, por lo tanto, los agujeros no deben estar muy ajustados para que puedas mover a los jugadores (pinzas de ropa) al rotar las varillas.
  • Puedes trazar las líneas del campo de fútbol sobre una cartulina verde que se ajuste al tamaño de la base de tu tablero de juego. Si usas pintura en lugar de cartulina, no coloques demasiada porque el material de la caja podría humedecerse y dañarse.
  • Selecciona un color para pintar las varillas y los jugadores de cada equipo. Usa dos colores diferentes. Pinta las pinzas y las varillas de cada equipo con el color de tu preferencia para que puedas diferenciarlos.
  • Los arqueros pueden ir pintados en cualquier tono para darle mayor vistosidad al futbolín. No pierdas de vista la marca donde irán las pinzas.

Cómo hacer la portería del futbolín casero

  • Dibuja un rectángulo en cada extremo de la caja para simular la portería de cada jugador. Recorta el cartón dentro del rectángulo y tendrás dos porterías por donde pasarán las bolas.
  • El tamaño de tu portería puede medirse si comienzas desde la base hasta antes de la mitad de la altura de la caja. Con este espacio será suficiente, pero puedes revisar que la bola de ping pong pase sin problemas.
  • Si no quieres que las bolas se escapen y rueden por toda la casa, lo mejor es colocar la malla en las porterías. Recorta un rectángulo de la malla que sea dos o tres veces más grande que el tamaño de la portería, curva los extremos y pega los bordes a la orilla de la portería de la caja.
  • Simula lo mejor posible las porterías verdaderas del juego.
  • Las mallas de las porterías las puedes pegar con silicona caliente que es mucho más fácil de manipular. En cualquier momento de tu proyecto, extrema los cuidados para evitar accidentes de algún tipo.
  • Puedes forrar el exterior de la caja con algún plástico adherente.
  • Cuando ya esté seca la pintura y hayas terminado de trabajar las porterías, coloca las varillas en sus respectivos agujeros y también coloca las pinzas en los lugares que marcaste.
  • Pega los ganchos a las varillas cuidadosamente para que no se muevan al jugar. Déjalo secar bien.  Finalmente, disfruta jugando con tus pequeños.

Algunas ideas útiles para un futbolín casero

  • Puedes hacer un futbolín pequeño usando una caja de zapatos, lo cual es muy conveniente porque se puede llevar a cualquier lado sin que sea un gran problema. En este caso seguirás las mismas instrucciones para el futbolín de cartón.
  • Si no dispones de ganchos de ropa para que sirvan como tus jugadores, puedes utilizar cartón y colores, o marcadores para dibujar tus propios jugadores. Por una cara del cartón dibuja el frente del jugador, y por la otra, la espalda del jugador.
  • Usa un molde para que todos los jugadores tengan el mismo tamaño. Luego, pega ambas caras del jugador colocando la varilla entre las dos caras de cartón para que éste quede fijo a la varilla.
  • Para llevar el conteo del partido puedes hacer un marcador de puntos con una pieza rectangular de cartón adicional. En esta pieza, abre dos orificios en el borde superior, y coloca unos anillos con una serie de números pintados en cartulina que vayan del cero al nueve para que sea muy fácil saber quién va ganando.
  • Si quieres que se te haga más fácil agarrar las varillas del juego, puedes colocar bolas de plastilina en los extremos de las varillas. También puedes usar corcho o anime. En estos últimos casos, coloca silicona para asegurar que no se muevan.

Cómo hacer un futbolín para niños de fibropanel.

Hacer un futbolín pequeño de fibropanel puede hacer todo más económico. Sin embargo, este material no resiste muy bien la humedad. El secreto está en pintarlo con pintura resistente. Será más duradero que el futbolín de cartón. 

Materiales

  • Compuesto de madera para la base y los listones
  • Herramientas de carpintería
  • Pegamento para madera
  • Barras de Silicona para calentar y pistola de silicona
  • Pintura resistente
  • 4 Varillas de metal de 50 centímetros aproximadamente
  • Corcho
  • 12 Figuras pequeñas de jugadores de plástico para formar dos equipos diferentes (5 centímetros de altura máximo)
  • Bola de ping pong o de pelotita de playa
  • Malla de frutas
  • Alambre

Instrucciones para hacer un futbolín casero

  • Necesitarás realizar 7 piezas de compuesto de madera (base y listones) para comenzar a hacer el futbolín casero
  • La base será un rectángulo de 30 centímetros x 40 centímetros.
  • Los lados serán 2 listones de compuesto de madera de 10 centímetros x 40 centímetros y cuatro listones de 10 centímetros por 10 centímetros para el área de la portería.
  • Pinta la base de color verde y con color blanco y un pincel dibuja el tablero de fútbol.
  • Taladra los orificios para sujetar las varillas en los listones más largos.
  • Colócalos a la misma distancia y a la misma altura para que sean uniformes.
  • Asegúrate que los orificios tengan un diámetro un poco mayor al de las varillas de metal para que éstas entren sin dificultad y se puedan rotar. Puedes decidir el espacio que dejarás entre las varillas de cada equipo y el centro del tablero. Se recomienda colocarlas a 5 centímetros una de la otra comenzando a medir desde la portería. 
  • Si quieres puedes pintar los listones de blanco o de un color claro para protegerlos de la humedad.
  • Pega los listones con pegamento de madera a cada lado de la base. Los listones más cortos se pegarán a las esquinas, dejando el espacio central como portería.
  • Deja que todo seque.
  • Coloca las mallas en los bordes de la portería para evitar que caigan las pelotas al suelo. Si necesitas darle forma a la malla utiliza un poco de alambre de floristería.
  • Utiliza silicona caliente para pegar la malla.
  • Marca los puntos donde colocarás las figuras en cada varilla. Tres jugadores por varilla. Puedes escoger un portero para la varilla más cercana a la portería. Esta figura debe ir en el centro de la varilla correspondiente.
  • Deberás introducir primero la varilla por un extremo del tablero para luego ir colocando cada figura. Una vez que todas las figuras estén en cada varilla, termina de colocar las varillas. Asegura bien cada figura en su respectivo punto.
  • Ten paciencia y deja que sequen. Puedes pegarlas con silicona.
  • Asegúrate que queden bien sujetas. Al extremo de cada varilla coloca un pedazo de corcho para evitar que se salga y sea más fácil de agarrar.

Como puedes ver, fabricar un futbolín casero es sencillo y muy económico. Además, es una actividad muy entretenida y se presta para que utilices tu creatividad con los colores, figuras y otras ideas que hagan de tu proyecto una obra de arte para exhibir y deleitar a los niños.

Crear un futbolín en casa es la mejor opción para obtener todos los beneficios que necesites en cuanto a los materiales y dimensiones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *