Póker

¿Has escuchado hablar de este juego? ¿Te interesaría aprender a jugar al póker? Para que tengas una idea de cómo es el póker, recuerda esas películas que hacen referencia a los casinos, en especial en Nueva York, donde apuestan a morir y al final terminan dos personas desafiándose hasta lograr la victoria.

En Hollywood las películas de esta índole, son muy dramáticas, así que, a parte de representar el juego, el drama deberá estar presente. Pero obviando este estilo de películas, el póker resulta ser un juego interesante, emocionante y estratégico. ¿Qué es el póker? Te seguirás preguntando, bien, el póker es un juego de cartas que está dedicado a las apuestas.

Puedes jugar con todas las cartas ocultas o con algunas sobre la mesa. Las apuestas se derivan de una “puja” o suma base, para dar inicio al juego. Al final de la partida, se llevará a casa toda la suma de dinero (y en ocasiones de bienes materiales) que esté sobre la mesa. Pero nada es más interesante si conocemos desde tiempos pasados de dónde proviene el póker.

Así que, continúa leyendo para que cuando te enfrentes en la zona de partida, tomes en cuenta muchos aspectos importantes que refleja la historia. Adelante.

Origen del Póker

Este es un juego que ha tenido mucha trayectoria y algunos investigadores siguen buscando el origen del mismo, ya que, son muchas teorías de dónde surgió el póker. Pero a pesar de ello, un grupo de personas se afinca más en que el póker nació de la invención de los Chinos en el 900 aC, con el propósito de convertirse en un derivado del dominó.

Como también, existe otro grupo de personas que creen que el dominó proviene de otro juego de cartas, llamado “As Nas”, es un juego de origen Persiano y consiste en tener una baraja de 25 cartas de 5 palos, donde se incluían tan solo 5 cinco jugadores.

Pero las investigaciones siguen avanzando y también se dice, que el póker puede estar más familiarizado con el “Poque” (y no solo porque el nombre tenga similitud), sino porque es un juego basado en las apuestas y en el faroleo. El poque es de origen Francés y llegó a Estados Unidos (específicamente a Nueva Orleans) a mediados del año 1840, donde arrasó por completo los bares y casinos de la localidad.

Aún así, queda otra teoría más, que se va acercando cada vez al origen de este juego. Se trata del “Pochspiel”, de descendencia alemana, el cual tiene un elemento muy parecido al póker que hoy día conocemos, es decir, en el Pochspiel existe el faroleo y en el momento que un jugador se pasaba, los demás debían darle toques a la mesa para parar al jugador.

Este método es muy parecido al “check” del póker que conocemos (y si lo desconoces, más adelante hablaremos de ello). Ahora bien, ¿de dónde es realmente el póker? Como lo habrás notado, la respuesta queda en incógnita, pero podemos dar nuestra propia definición, la cual consiste en lo siguiente:

El póker es un juego de mesa, que proviene de varias raíces, que pudo ser creado por los Chinos y tuvo una pequeña evolución con el juego Persa, denominado “as nas”. Con el pasar de los años, se fueron puliendo las bases con el juego Francés, también llamado como “poque” hasta tomar un pequeño fragmento del juego de cartas de Alemania, conocido como Pochspiel.

Cada juego involucrado con el póker, tiene coherencia, puesto que, lo poco (o mucho) que sabemos de él, nos hace pensar que está formado por un granito de varias invenciones. Ahora bien, el instrumento principal para jugar póker son las cartas, las cuales tienen un origen más definido y se remontan a siglos pasados, éstas cartas tienen un gran significado, es decir:

Las 52 cartas de la manga, están involucradas con la sumatoria de semanas del año, al mismo tiempo que los 4 palos se orientan a las cuatro estaciones del año. Cada palo lleva consigo 13 cartas y su significado está en las trece semanas que perdura cada estación. La trascendencia de las cartas tuvo repercusión en Italia, España y Egipto en el siglo XIV.

Dicho esto, el póker es un juego complejo hasta cierta magnitud, pero fácil en algunos principios. Para saber, cómo se juega al póker, dale un visto bueno a las…

Reglas del Póker

En todo lo que está basado el póker, es en hacer una buena combinación de cartas. Jugarás al sentido de las agujas del reloj y cuando comiencen las apuestas, se distribuirán dos cartas boca abajo en el mesón por cada jugador. Seguido de esto, se pasarán cinco cartas boca arriba, las cuales llevarán por nombre:

  • Se le llamará “flop” a las tres primeras cartas que se muestren.
  • El “river” será otro nombre que se le dará a la cuarta carta mostrada.
  • Y el “turn” denominará a la quinta carta lanzada.

Cada jugador deberá seguir estas reglas (o tenerlas presentes) en el momento de su turno:

  • El jugador tendrá la oportunidad de pasar si la ronda no presenta apuestas. Por tanto, si el jugador pasa, tendrá el turno la persona que esté ubicada al lado de la mano en dirección a las agujas del reloj.
  • Los jugadores tienen derecho a apostar, si no se ha apostado en el transcurso de la ronda.
  • Es permitido retirarse en medio de la partida, pero el jugador no ganará ni ejercerá de nuevo, la mano con la que jugaba.
  • Los jugadores tienen derecho a igualar la apuesta, lo que quiere decir, que si el jugador decide igualar, deberá hacerlo con la apuesta más alta.
  • El término “subir”, se utiliza para aquellos jugadores que tienen sobre la mesa, las apuestas del resto de los jugadores. En este caso, se puede igualar la apuesta más alta y a su vez, aplicar una apuesta.

    Una vez que las cartas estén encima de la mesa, será necesario que conozcas más a fondo, cómo se realizan las apuestas. Veamos:
  • Luego de cuatro rondas basadas en apuestas, el jugador de inmediato deberá formar una combinación de cinco cartas. Para lograr que la combinación llegue al máximo de éstas cartas, cada jugador tendrá la oportunidad de ayudarse con las cartas comunitarias o las cartas que siguen permaneciendo boca abajo.
  • El término “Preflop” es usado para apostar con solo el conocimiento de las cartas que están boca abajo, desconociendo las cartas comunitarias. El primer jugador que aplique “Preflop”, será aquel esté ubicado a la izquierda de la ciega grande.
  • Luego le sigue el término “Flop”, y se utiliza para apostar, luego de voltear las tres primeras cartas comunitarias.
  • Se le llama “River” a la apuesta que se ejerce luego de mostrar la cuarta carta comunitaria.
  • Hasta llegar al “Turn” que será la última carta comunitaria que se muestre para finalizar la partida de rondas de apuestas.
  • A partir del “Flop” en adelante, el jugador que lance la apuesta, será aquel que esté ubicado a la izquierda del repartidor.
  • Ganará el jugador que presente ante la mesa, la mejor combinación de cartas o en su defecto, el jugador que lance una apuesta y el resto no logre desafiarla.

Diferentes Formas de Jugar al Póker

Si ya te pusiste a evaluar el juego, de seguro estás considerando que es muy complejo y no lo entiendes, pero créeme, todo es cuestión de práctica y rendimiento. Es por ello, que hablaremos en esta parte del post, de todas las modalidades del póker, para que te vayas familiarizando con él y comiences con partidas suaves en modo demo, es decir, solo prácticas, sin agregar apuestas.

Texas Holdem

Para que lo tomes en cuenta, todas las modalidades estarán conectadas por una misma meta, la cual consiste en llegar con la mejor combinación de cinco cartas. Aclarado este punto, jugaremos al Texas Holdem cuando sigamos estos pasos:

  • El valor de las manos en la partida Holdem, desde la de mayor puntuación, hasta la menor, son: escalera real máxima, escalera real, póker, full, color, escalera, trío, doble pareja, pareja y la carta más alta.
  • Las cartas de mayor a menor valor en el Texas Holdem, son: comenzando por el valor más alto del As, la K, la Q, la J, el 10 y terminando por el mínimo valor del 9, el 8, el 7, el 6, el 5, el 4, el 3 y el 2.
  • La partida se jugará con un máximo de 10 concursantes.
  • Los jugadores que estén en el área de “ciega pequeña” y “ciega grande”, tendrán que colocar las llamadas “apuestas ciegas”, antes de repartir las cartas.
  • Se repartirán dos cartas tapadas.
  • A partir de esto, se desenvolverá el juego.
  • La partida finalizará, una vez que uno de los jugadores lance una apuesta y el resto no logre cubrir o igualar la apuesta.

Omaha

Tiene gran parecido a la estructura de juego del Texas Holdem, veamos de qué trata este método:

  • Se repartirán cuatro cartas tapadas, obligando al jugador a utilizar dos de las cartas que se encuentran tapadas y escogiendo tres cartas comunitarias para formar un juego de cinco cartas.
  • En el Omaha, es muy común encontrar el “Pot Limit Omaha” o también conocido como “Plo”.
  • Se deberán elegir entre dos y tres cartas, para conseguir un total de nueve cartas, esto facilita las combinaciones victoriosas.
  • El Omaha también se denomina como el juego de la mejor jugada o “the nuts”.
  • Éste método se vuelve un poco complejo, por jugar con tan solo dos cartas de la mano y tres cartas comunitarias.
  • Al igual que en Holdem, gana el jugador que no le puedan igualar la apuesta.

Stud Poker

El estilo del Stud Poker, es casi desconocido, pero le hacemos mención, porque sigue siendo parte del póker y merece ser conocido. Consiste en:

  • No existen las cartas comunitarias.
  • Delante de cada jugador, permanecerán un juego de cartas, entre tapadas y descubiertas.
  • Lanzará la apuesta, el jugador que considere que tenga mejor juego en su mano.
  • Gana nuevamente, el jugador que lance una apuesta que no puedan alcanzar.

Estas son algunas de las maneras que puedes conseguir jugar al póker, sin embargo, en la web siguen apareciendo distintos juegos de póker para jugar en línea, puedes acercarte a cualquier página de juegos online y listo, conseguirás una partida de inmediato.

Curiosidades del Póker

Lo más fascinante de los juegos de mesa, es que siempre están rodeados de datos curiosos, que nos terminan por resolver miles de inquietudes. En el caso del póker, también encontramos ciertos aspectos que lo más probable es, que la gran mayoría desconoce. Échale un vistazo para que te lleves buena información de tu Zona de Juegos.

  • Los palos dentro de las cartas de póker, están constituidos por valores del 1 al 10, la “j”, el rey y la reina. Si se nos ocurre cambiar los personajes por valores numéricos, es decir, por 11, 12 y 13, encontraremos (al sumar estos valores), 91 puntos, que tendrá similitud con los días que pasan por cada estación del año. A lo que terminaremos de sumar el resto de los valores de los 4 palos, obteniendo como resultado 364, lo que completa la cantidad de días del año, exceptuando un día.
  • Pasando un poco a la historia, el primer juego de cartas, estaba formado por tan solo 20 cartas.
  • Lo que conocemos como la “baraja del Tarot”, se creó a partir de otra baraja de juego, donde se agregaron 22 cartas victoriosas a la baraja común.
  • Los palos que están constituidos en las cartas de hoy, son los mismos desde la invención de los juegos de cartas en Italia y España, donde usaban (al igual que ahora), espadas, monedas, copas y garrotes. Así pues, se terminó por denominar “Palos Latinos” a este tipo de cartas.
  • Por parte de los Ingleses, sus primeros juegos de cartas, fueron a través de los palos latinos, pero tiempo después, decidieron buscar palos parecidos para crear más amplitud, por tanto crearon: espadas, corazones, garrotes y diamantes. Seguido de esto, en el año 1840, Francia adopta estas cartas hasta revolucionarlas al día de hoy. Es por ello, que mantenemos la variedad en los palos.

Elección de la Mano de Póker

Para que tengas una visión más clara de cómo jugar al póker, te dejaré un vídeo de muestra para que te logres guiar. Dale un vistazo y sigue sus pasos para elegir las manos correctas en el póker.

El Mejor Jugador de Póker

Para tener referencia del juego de póker y animarte a que lo practiques, hemos seleccionado uno de los tantos jugadores que marcaron historia (y siguen siendo nombrados) en el mundo del póker. Lee con atención.

Stu Ungar

Lo dejamos de primera opción, porque hasta estos tiempos, sigue siendo nombrado por los fanáticos del póker, ya que, éste fue un personaje que comenzó su carrera en este mundo, a partir de los 15 años de edad, ganando 10.000 dólares en un torneo organizado en Nueva York. Muchos pensaron que quizás había sido suerte de principiante, pero con el pasar de los tiempos, Ungar demostró lo contrario.

Pasado un par de años, Ungar se enfrentó a una partida de 10 contra 1, donde jugaba el gran millonario de ese tiempo Bob Stupak. A pesar, de que tenía razón suficiente para intimidarse por estar rodeado de grandes jugadores, su impacto fue todo lo contrario, ganando la partida con 100.000 dólares.

Así transcurrió su trayectoria, hasta que se denominó el mejor jugador del póker, por lograr tres victorias seguidas en el WSOP. Luego dejó de ser visto y mencionado, ni siquiera porque haya bajado la calidad de sus batallas, sino porque el resto de jugadores, incluyendo los casinos, ya no le permitían su paso, decían que nadie podía ganarle a Stu Ungar.

Así bien, jugar al póker es una batalla que se tiene que enfrentar con estrategia, con mucha habilidad mental y grandes estudios del juego, para de esta manera, lograr grandes avances sociales y económicos. Sin embargo, ten cuidado, muchas personas deciden apostar todo y se quedan en la ruina, por tanto, piensa bien el juego de manos que vas a jugar.

Artículos de Interés sobre el Póker

¿Te consideras algo más que un simple aficionado a este popular juego de cartas? ¿Te apasiona cualquier dato o información referente al póker? Pues te recomendamos algunas lecturas que te pueden resultar muy interesantes. Se trata de artículos que pretenden profundizar en algunos de los aspectos más desconocidos del póker: