Cómo Hacer Juegos de Mesa Caseros

Nos encanta que estés aquí leyendo esto, nos encantas tú, ya que ello demuestra no sólo que eres un amante de los juegos de mesa, como nosotros, sino que además eres una persona imaginativa, inquieta, con ganas de ir un paso más allá. Y es que no hay nada como hacer juegos de mesa en casa, especialmente cuando se tienen niños a cargo, si lo que se quiere es rizar el rizo de la diversión sana, adictiva, inteligente… ¡y para todos los públicos!

Hacer juegos de mesa caseros es un juego en sí mismo. Significa, por tanto, empezar a jugar mucho antes que cuando decidimos simplemente abrir la caja y echar el dado a rodar. Pero, claro, si estás aquí, no es porque quieras hacer juegos de mesa en casa de cualquier tipo, es porque quieres hacer juegos de mesa originales en casa que sean fáciles, más o menos rápidos de hacer, que no impliquen comprar materiales complicados ni más caros que el propio juego, y que, a la postre, sean divertidos.

Si estás en esa coyuntura, las opciones que se nos presentan son dos:

  1. Hacer juegos de mesa caseros con materiales reciclables; o sea, replicar en cualquier material juegos que ya existen.
  2. Crear nuestros propios juegos de mesa partiendo de cero; es decir, concebir el juego de mesa, proyectarlo, crearlo y jugarlo.

Evidentemente, la segunda es la más exigente de las posibilidades, la cual nos colocaría a la altura de profesionales creadores de juegos de mesa. Hablaremos de ambas por separado. Vamos por partes:

Cómo hacer juegos de mesa con material reciclado

Si no tenemos que inventar el juego, sino que vamos a reproducir un juego de mesa conocido, nuestro objetivo va a ser disfrutar del proceso de creación, de las manualidades, para luego disfrutar del juego en sí.

Lo de usar materiales reciclados del tipo que sea (principalmente, cartones, pero también gomas, chapas, frascos y botellas y sus respectivos cierres, etc.), nos permite incorporar un componente educativo que, en el caso de emplearlo en el ámbito escolar, o con nuestros hijos en casa, eleva a la actividad de crear juegos caseros con material reciclable a la categoría de súper actividad.

A la hora de coger ideas, nada mejor que hacer acopio de buenos vídeos; y es lo que hemos hecho. Nuestra primera aportación, es este combo de juegos hechos con cartón de Today DIY:

  • Un juego de canastas.
  • Un looping para coches o canicas.
  • Un tres en raya tridimensional.
  • Un futbolín.

Muchos pensarán que, excepto el Tres en raya 3D, el resto no son juegos de mesa propiamente dichos, al basar su mecánica única y exclusivamente en la acción, pero para nosotros, cualquier juego que se pueda desarrollar en casa es un juego de mesa, y máxime cuando, como en estos casos, nos permiten desarrollar la imaginación y las habilidades de construcción a través de procedimientos fáciles, pero con cierta complejidad.

En todo caso, las cuatro anteriores serían aportaciones para aquellos que han llegado hasta aquí preguntándose cómo hacer juegos de mesa en casa que lleven cierto tiempo, pensando siempre en el mero proceso de creación como entretenimiento en sí, aparte del propio juego.

Para quienes quieren algo cuya “construcción” sea de nivel “primer día en clase de primero de infantil”, tenemos en mente un par de ideas, aunque podríamos hacer acopio de muchísimas más.

Cómo hacer un Pictionary casero y cómo jugar

La primera, una que hemos llevado a práctica en multitud de ocasiones con nuestros pequeñajos, es la de hacer un Pictionary casero.

Ya sabes que la base del Pictionary es, básicamente, dibujar con el fin de dar a entender algo (una persona, animal, cosa, idea, nombre de película, etc.) e intentar adivinarlo. El juego del Pictionary comprado nos proporciona todo lo necesario (una pizarra blanca para dibujar con sus respectivos rotuladores), un reloj, las tarjetas y el tablero, ya que nos plantea los retos como una carrera en la que gana el que antes llega a la meta, superando una serie de obstáculos.

Podemos, o no, crear un tablero, acordándonos en su caso de colocar casillas del tipo “retrocede dos casillas”, “avanza tres casillas” o “una ronda sin pintar”; pero para hacer un Pinctionary en casa, lo único que necesitaremos realmente serán la pizarra y los rotuladores. En este vídeo se muestra cómo hacer un pizarra blanca casera:

Lo ideal sería hacer dos, una para cada equipo, pues ya sabemos que al Pictionary se juega en equipos de dos (dos, tres o cuatro, como mucho).

Para jugar, estableceremos de antemano una serie de temáticas (animales, personajes famosos, objetos cotidianos, deportes, música y artes, historia, etc.) , y alguien neutral será el encargado en cada tirada de decidir qué tiene que dibujar cada equipo, y de controlar el tiempo con el cronómetro del móvil.

Si lo hacemos en modo “competición”, el elegido de cada equipo pintará al mismo tiempo, resultando vencedor del punto el equipo que adivine antes lo que se haya dibujado.

Si optamos por jugar al Pictionary con un tablero inventado, cada vez tirará el dado un equipo distinto, teniendo 30 segundos para pintar y adivinar, avanzando sólo en caso de conseguir averiguar el dibujo del compañero, y siguiendo las indicaciones del tablero.

Es muy fácil, es súper divertido, y es un juego de mesa casero para niños, y para toda la familia.

Cómo hacer juegos de mesa caseros en 1 minuto ó menos

En el extremo de la sencillez, nos encontramos con opciones como el Tres en Raya o el juego “Encerrado”, que podemos tener listos en menos de 1 minuto, si lo que queremos no es tanto elaborar el juego, como jugarlo.

El juego encerrado lo podemos jugar con chapas, con tapones de botellas, con piedras pintadas, etc. Y el tablero es, como ves en este vídeo, un cuadrado o rectángulo abierto (con sólo tres de los cuatro lados), y con los ángulos unidos con sendas líneas rectas.

Sólo se puede mover una de las fichas cada vez, y sólo de un punto a otro cercano (de los cinco que hay), sin saltarse ninguno. Al “Encerrado” gana el que consigue inmobilizar al oponente.

Cómo hacer juegos de mesa en casa originales 100%

Para esto, como decíamos antes, además de dominar la parte de la elaboración, de hacer acopio de materiales, de saber dibujar o hacer trabajos manuales de según qué tipo (dependiendo del caso), tendrás que afrontar una primera fase mucho más exigente desde un punto de vista intelectual: la creación del juego de mesa como tal.

Para ello, partiremos del objetivo que queramos conseguir, en función del grupo que tengamos enfrente. No es lo mismo crear un juego de mesa para niños de Primaria, que uno para adultos en una despedida de solteros, por recurrir a dos ejemplos extremos.

En lo que se refiere al proceso íntegro de creación, lo mejor es seguir los consejos de un profesional como Blopa, de la Factoria Tabletop, a quien admiramos enormemente.

Blopa nos sugiere 8 pasos concretamente en este vídeo para hacer un juego de mesa en casa original, desde cero. Resumimos:

  1. Lluvia de ideas. Si estamos con gente, mejor, aunque conviene seguir un hilo y no perder el foco. Hay que apuntar cualquier sugerencia que merezca la pena que se nos ocurra, o dibujarla. Además, nos encanta que Factoria Tabletop haya optado por la preciosa y validísima expresión lluvia de ideas, en vez de por el anglicismo “brain storming”.
  2. Tipo de juego. Hay que decidir si queremos hacer un juego de cartas, tipo Monopoly, de conquista (como el Risk), o un juego con miniaturas y escenografía.
  3. La mecánica y la temática del juego. En tercer lugar, tendremos que definir qué hay que hacer y cómo hay que hacerlo. O sea, fijar el contexto argumental que rodea al juego.
  4. Fase de documentación. Lo de documentarse es algo que se recomienda hacer después de haber desarrollado una idea propia, y no al revés, con el fin de crear algo genuinamente nuestro, y no una copia de otro juego.
  5. Reglas del juego. Las reglas han de ser simples y fáciles de aprender, pero al mismo tiempo, claras y no dejar puntos negros que hagan perder sentido al juego.
  6. Pre producción. Se trata de establecer un calendario, una lista de recursos necesarios, un balance de costes posibles, etc.
  7. Producción. Se trata de recoger todo lo hecho para llevarlo a la práctica: crear el juego de mesa. Dice Blopa que es lo más divertido, y estamos de acuerdo, aunque el primer punto también tiene su miga.
  8. Difusión y retoques. Si estamos ante un juego comercial, y no casero, es obligado ponerlo en práctica para detectar posibles fallos, y enmendarlos. Luego, toca darlo a conocer.

Como verás, hemos intentado aportar toda clase de ideas para ayudarte a crear juegos de mesa en casa, con diferentes perfiles. Desde lo más sencillos, pasando por los más divertidos de hacer, hasta los juegos de mesa más profesionales.

Juegos fáciles de crear en casa

Ya te hemos hablado del Pictionary como una de las opciones más accesibles para replicar en plan casero, pero no es la única… Si lo pensamos bien, descubriremos que muchos de los juegos comerciales necesitan muy poco equipamiento o este es muy sencillo de fabricar en casa. Entre los juegos de mesa casero fáciles de hacer, podemos destacar los siguientes:

  • Ajedrez: para disfrutar en casa sin tener que invertir tu dinero, solo tienes que dibujar en una cartulina un tablero de ajedrez (algo realmente sencillo, pues solo necesitas una regla para trazar líneas rectas y un único color, el negro) y luego, en lugar de tener piezas de ajedrez tradicionales, puedes utilizar simples chapas o tapones de botella sobre los que pintes el símbolo de cada ficha real (peones, caballos, torres, etc). ¡Ah! Y recuerda que el tablero que crees también te servirá para las damas.
  • Barajas de cartas: las cartas siempre son muy socorridas para combatir el aburrimiento. Si recortas una cartulina o compras tarjetas en blanco, no tendrás más que dibujar los diferentes palos y el valor de carta, ¡y listo! Y tú decides qué tipo prefieres, desde replicar las barajas de cartas españolas, hasta crear tus propias barajas de cartas originales
  • Bingo: puedes fabricar tu propio bingo casero imprimiendo unos cuantos cartones para los jugadores, unos pequeños recortes con los números del 1 al 99, y en lugar del clásico bombo, puedes introducir los números en una caja de zapatos pequeña y que una mano inocente los vaya extrayendo durante la partida.

Si necesitas algo más específico, no dudes preguntarnos e intentaremos ayudarte. No hay nada como hacer juegos de mesa caseros en las tardes de lluvia con niños, y en las soleadas, y en Marte, y en la Luna…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies