Relojes de Ajedrez

El ajedrez es un juego en el cual tienes que armarte de distintos materiales para poder jugarlo, considerando los tableros, las piezas y los famosos relojes de ajedrez. Una partida de ajedrez puede excluir el reloj, ya que, hablamos de un pasatiempo más que de una competencia (a menos que prefiramos utilizarlo), pero en un torneo, el reloj sí es una pieza obligatoria encima de la mesa.

Verás, el reloj es un buen mecanismo para llevar las horas del juego y para delimitar el tiempo de movimiento de cada jugador. Antes de iniciar el torneo, se establece una hora de juego y unos minutos de movimiento, al no cumplir el tiempo establecido por parte del jugador, se restan puntos hasta perder el torneo.

Aún así, hablar de lo que hacen los relojes de ajedrez, se convierte en un tema del que deberíamos prestar mucha atención, ya que, su trayectoria y evolución ha sido es extraordinaria. En este post nos encargaremos de brindarte la información necesaria para que seas tú el que se lustre más adelante de todo lo referente al ajedrez. ¡Adelante!

¿Qué son los relojes de ajedrez?

Como lo mencioné en un principio, los relojes de ajedrez están destinados para marcar el tiempo de jugada, pero eso fue solo el abre bocas, puesto que un reloj de ajedrez también se reconoce como aquel que está diseñado con dos indicadores (que vendrían siendo, dos pequeños relojes). Además, ellos están conectados entre sí, de manera que cada uno funcione en el momento que le corresponda.

Cada reloj tiene dentro, el diseño de una bandera, al finalizar los movimientos de uno de los jugadores (donde la aguja del reloj toca la bandera), llevará por nombre “caída de la bandera”.

¿Cómo usar el reloj de ajedrez?

Aunque tú lo veas como un “insignificante” reloj, en realidad tiene sus métodos de cómo usarlo durante todo el torneo, así que continúa leyendo para que descubras por tu cuenta, la mejor técnica para utilizar el reloj de ajedrez.

  • Unos minutos antes de que comience la partida, el árbitro será quién se encargue de posicionar el reloj en la hora establecida para el torneo.
  • En el momento que empieza el juego, un solo reloj estará en marcha, es decir, el reloj de las piezas blancas, al terminar el movimiento, el jugador deberá hundir el botón del reloj del oponente, para dar por finalizado el tiempo de sus pasos.
  • Otra manera de saber cuándo se finaliza un movimiento, es en el momento que su último paso termine con el torneo.
  • Se deberá presionar el botón del reloj, con la misma mano con la que se mueven las piezas.
  • Si el jugador llega una hora después de haber comenzado la partida, perderá la oportunidad de participar.
  • Cuando culmina el torneo, cada jugador deberá cumplir un patrón de movimientos en la hora que se le haya asignado, así como también, tiene el derecho de pedir un tiempo adicional para poder ejercer una jugada, siempre y cuando lo notifique con brevedad.
  • Con respecto al tiempo adicional, si no está en las necesidades utilizarlo en la primer período, se puede adicionar para el segundo, aunque todo dependerá de cómo se desenvuelva el juego, siempre y cuando sea muy largo.
  • A cada jugador se les dan dos bonos de tiempo llamados, “tiempo principal de reflexión” y “tiempo extra fijo”, cuando el tiempo extra comienza a agotarse, el tiempo principal comienza a andar. El tiempo principal no cambiará, siempre y cuando se presione el botón del reloj en el momento exacto para que el oponente comience su jugada.
  • Si un jugador, no logra completar los pasos en el tiempo establecido, perderá la partida, a menos que esté sobre tablas y se le haga complicado establecer el “mate” dentro del torneo. Se tomará como una excepción válida para el jugador.
  • Se deberá tener presente que, los relojes de ajedrez por lo general son muy precisos y los árbitros confían plenamente en ellos. Aún así, existe la posibilidad de que el reloj presente fallas, cuando esto suceda, el árbitro deberá estar al pendiente, reemplazándolo de inmediato y establecer de nuevo las horas o minutos perdidos del torneo.

    Si por el contrario, el árbitro desconoce del error, está en el derecho del jugador, pedir el cambio de dicho elemento, aunque el trabajo del árbitro es estar al tanto de todo lo que involucre el tiempo de la partida.
  • Si en dado caso, al final del juego, ambas banderas caen al mismo tiempo y no se logra determinar cuál ha caído primero, se dará una prórroga de tiempo, a menos que sea en el último período del juego, al ser así, se establecerá un empate.
  • El jugador tiene la oportunidad de parar el reloj, solo si necesita la ayuda del árbitro, esto en el caso de reclamar promoción y la pieza esté ausente.
  • Si el jugador detiene el reloj para solicitar la intervención del árbitro, éste decidirá si es oportuno o no, al no serlo el jugador quedará sancionado.
  • En el torneo permanecerán distintos materiales presentes, bien sea monitores, pantallas o murales que reflejen la proyección del juego. Sin embargo, lo mejor será que el jugador tenga los ojos fijados en el tablero y no se distraiga con los proyectores, debido a que terminará distrayendo el torneo.

El uso del reloj de ajedrez es algo complejo, pero a medida que vayas adquiriendo práctica, te acostumbrarás y sabrás dominar sus reglas. Ahora bien, ¿de dónde surge el reloj de ajedrez? ¿Quién inventó el reloj de ajedrez? Puede que tengas esa duda y si es así, acá te va la respuesta de la…

Creación del reloj de ajedrez

Para aquellos jugadores novatos, que se enfrentan por primera vez en un torneo, se les hace inquietante y atractivo, el hecho de que a su costado permanece un reloj de ajedrez analógico que marca con constante movimiento, los segundos, minutos y horas, hasta lograr llegar al final con la bandera caída.

Claro está, que a principios del ajedrez, el reloj no existía, por tanto pasaban horas y horas de juego para debatir quién ganaba o lograba un jaque, sin presión de movimiento y sin ningún tipo de reglas que advirtieran los pasos establecidos. El torneo más largo duró aproximadamente 19 horas, además, de ser necesario, se podía continuar la partida al día siguiente por la mañana.

Viendo este tipo de acciones, muchas personas comenzaron a ver que el ajedrez era un juego “interminable”, por tanto, los fanáticos del ajedrez fueron desapareciendo, hasta que en el año 1883 Thomas Wilson, inventa el primer reloj de ajedrez mecánico, con el fin de hacer más concreta la partida de ajedrez. Pasado el tiempo, los relojes de botones se fueron perfeccionando por Veenhoff en 1900.

Y así sucesivamente, hasta que en el siglo XX, aparecen por primera vez los relojes de ajedrez digitales. Este tipo de reloj trae consigo, dos pantallas que muestran el tiempo en formato digital y aunque está de más decirlo, estos relojes funcionan con pilas, o en algunos casos, con entrada para carga eléctrica.

El tema de los relojes de ajedrez es bastante interesante, ahora bien, surge otra pregunta:

¿Cómo se programan los relojes de ajedrez?

  • Reloj de ajedrez digital

Estos relojes por lo general, tienen incluidos dos sistemas diferentes para programarlos (esto dependerá del modelo), en ocasiones puede ser manual o preestablecidos con fácil acceso. Todo te lo determinará el modelo con el que te topes.

  • Reloj de ajedrez analógico

En los relojes analógicos, el sistema de programar la hora es mucho más cómodo y fácil, ya que, solo se basará en darle un par de vueltas a las agujas del reloj, aunque para hacer esto, deberás saber cuáles son las agujas determinadas para la hora y los minutos.

Para determinar la aguja de los minutos o del minutero, guíate por la que sea más larga. Una vez detectada la aguja, ubícala a unos minutos antes de empezar el torneo, mientras que la aguja más pequeña o la aguja de las horas, se marcará al comienzo de la hora establecida, de manera que dé todo el recorrido durante el juego, hasta llegar de nuevo a su punto de inicio.

Aún así, recuerda que los relojes deberán tener cuerda suficiente para que logren aguantar las horas preestablecidas.

Principales características de los relojes de ajedrez

Si te han impactado los relojes de ajedrez, te dejaré una pequeña guía para que sepas cuál comprar en Amazon o cualquier otro mercado. Observa:

  • Busca un reloj práctico y con instrucciones específicas.
  • Evalúa el peso del reloj, es decir, si pesa un poco más, será el indicado. Esto se debe a que, es mejor que permanezca estable en la mesa del torneo, ya que, puede ocurrir cualquier accidente que se tope con el reloj y lo derrumbe fácilmente. Para evitar tal tragedia, será mejor que escojas el reloj correcto.
  • La pantalla debe ser lo más amplia posible, para lograr un visión óptima con el tiempo restante.

Recomendaciones para escoger el reloj de ajedrez

Examinemos un poco las posibilidades de uso en ambas opciones de reloj. Empecemos:

  • Reloj Analógico

Estos relojes de ajedrez son muy antiguos y ya están quedando fuera de los controles de tiempo en los torneos de ajedrez, es decir, ya no manejan las partidas de hora y media con movimientos rápidos de 5 minutos, más 3 segundos de bono, la verdad, se quedan nulos al intentar hacerlo.

Aunque si de ventajas hablamos, se considera que los relojes analógicos de ajedrez, no necesitan un mantenimiento fijo, puesto que al ser de cuerda, facilita su duración. Sin embargo, la banderita ya no logra ser tan visible con el pasar de los años para los ajedrecistas mayores de edad, así que se convierte en un pequeño problema para ellos al momento de jugar.

  • Reloj Digital

A diferencia del reloj analógico, éste tiene un diseño más moderno y visible, el tiempo se puede delimitar con mayor exactitud y la banderita estará presente analógicamente. Hay un sin fin de marcas que te pueden interesar. Como desventaja, tendrás que hacerle mantenimiento constante, bien sea, cambio de pilas o de reloj nuevo (aunque hay algunas marcas que aseguran durabilidad en el producto).

Si corres con suerte, de seguro te conseguirás con el mejor reloj de ajedrez de todos. Como consejo, lee detenidamente la descripción del reloj y compáralo con varias marcas. Así logras evitar estafas y tendrás tu reloj por todo el tiempo que consideres necesario reemplazarlo.

Una vez que evalúes cada ítem necesario para hacer tu compra efectiva, ponte en marcha y forma tu propio torneo de ajedrez, utilizando el reloj de ajedrez, así demostrarás con cada paso que le des a tus piezas, que tienes un gran poder de estrategia mental, animándote a ayudar a aquellos que aún les falta recorrido.

Enseñar, guiar y evaluar cada paso que das en la Zona de Juegos, es nuestro principal propósito. Sigue al tanto de cada post que publiquemos y conoce más de diversos juegos de mesa, de seguro cada uno te representará de la misma manera que lo ha hecho los relojes de ajedrez. ¿Te animas?